Dwight L. Moody

 

 

 

 

***

DWIGHT LYMAN MOODY CELEBRE CONQUISTADOR DE ALMAS

1837-1899


Sucedió durante una de las famosas campañas evangelísticas de Moody y Sankey. Se había reservado la noche de un lunes para un discurso dirigido a los materialistas. Carlos Bradlaugh, campeón del escepticismo, que entonces se encontraba en el cenit de su fama, había ordenado que todos los miembros de los clubs que había fundado asistiesen a la reunión. Así pues, cerca de 5.000 hombres, resueltos a dominar el culto entraron y ocuparon todos los bancos.   Moody predicó sobre el siguiente texto: "Porque la roca de ellos no es como nuestra Roca, y aun nuestros enemigos son de ello jueces" (Deu_32:31).  

Read more

Enrique Martyn

 

 

 

 

 

***

ENRIQUE MARTYN

Luz usada enteramente por Dios 1781-1812

 Arrodillado en una playa de la India, Enrique Martyn derramaba su alma ante el Maestro y oraba: "Amado Señor, yo también andaba en el país lejano; mi vida ardía en el pecado... quisiste que yo regresase, ya no más un tizón para extender la destrucción, sino una antorcha que resplandezca por ti (Zacarías 3:2).

¡Heme aquí entre las tinieblas más densas, salvajes y opresivas del paganismo! Ahora, Señor, ¡quiero arder hasta consumirme enteramente por ti!"

El intenso ardor de aquel día siempre motivó la vida de ese joven. Se dice que su nombre es "el nombre más heroico que adorna la historia de la Iglesia de Inglaterra, desde los tiempos de la reina Isabel". Sin embargo, aun entre sus compatriotas, él no es muy conocido.

Read more

George Whitefield

 

 

 

 

 

***

JORGE WHITEFIELD

Predicador al aire libre 1714-1770

Más de 100 mil hombres y mujeres rodeaban al predicador hace doscientos años en Cambuslang, Escocia. Las palabras del sermón, vivificadas por el Espíritu Santo, se oían claramente en todas partes donde se encontraba ese mar humano. E difícil hacerse idea del aspecto de la multitud de 10 mil penitentes que respondieron al llamado para aceptar al Salvador. Estos acontecimientos nos sirven como uno de los pocos ejemplos del cumplimiento de las palabras de Jesús: "De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre" ( Juan 14:12).

Read more